Visitas

jueves, 18 de julio de 2013

Despertando el oído

Sencillas técnicas para su desarrollo


Despertar los sentidos de los bebés es un acto indispensable para su desarrollo intelectual, y aunque durante el embarazo ya reciben una serie de sensaciones (estímulos) provenientes del vientre de su madre, podemos ayudarle desde el nacimiento a despertar todos los sentidos. En este post nos centraremos en el oído y su desarrollo teniendo en cuenta una serie de técnicas y ejercicios, desde los más básicos en innatos en nosotros como padres, hasta otros más específicos:


lunes, 3 de junio de 2013

Aprendiendo a jugar

Cuando uno es padre, ¿es lo suficiente maduro para serlo? desde mi experiencia personal pienso que uno nunca es maduro para ser padre, cuando te toca afrontarlo es cuando vas evolucionando y aprendiendo al ritmo que te marca tu bebé, pero sobre todo debemos sacar el niño que llevamos dentro.

En mi caso, con mi hijo de casi tres años he vuelto a aprender a jugar.  Digo aprender porque el trabajo diario de un niño es jugar y no es tan significativo el juguete en sí, sino explicarle como debe de jugar con cada juguete, para estimular sus sentidos, para que empiece a pensar, hacer, deshacer, etc.

Los padres tenemos que estar concienciados de que los juguetes sirven para divertir, educar, estimular, y no únicamente para distraer y así poder pasar desapercibidos un rato de nuestro hijo. Evidentemente no podemos dedicarle todo el día a jugar con ellos, pero el tiempo que tengamos disponible para ello, que lo hagamos en consecuencia y les ayudemos a jugar al mismo tiempo que aprendemos jugando con ellos.

jueves, 23 de mayo de 2013

Baño seguro para los peques


Con la llegada del buen tiempo y el calor, muchos son los que quitan la lona de su piscina y la preparan para el verano. Desde Osimusi os dejamos un pequeño consejo para que no descuidemos a nuestros pequeños.

jueves, 16 de mayo de 2013

Osimusi "Creciendo con Ritmo"

La música y el nacimiento de Asier han sido la inspiración de Jose para dar vida a este proyecto. Una larga trayectoria profesional y académica en la música han sido su motivación y detonante para dar vida a Osimusi. A esta parte del proyecto se suma Javier, Licenciado en Publicidad y apasionado del mundo web 2.0 y las nuevas tecnologías.

En enero de 2013 decidimos dar vida a todos los folios llenos de ideas hasta llegar al día de hoy, donde esas anotaciones se han transformado en diseños de bodies, camisetas y conjuntos para niños y bebés. Productos diferentes, frescos y divertidos para alegrar el día a día de padres e hijos y que Osimusi sea una buena elección, para lo cual necesitamos que entréis en nuestra tienda www.osimusi.com y llenéis el carrito ; )

Creemos en Osimusi y vamos a trabajar con esfuerzo y dedicación para conseguir nuestros objetivos. Os dejamos este vídeo donde os presentamos a nuestro embajador Asier, que a sus dos años y poco es el vivo ejemplo de nuestro lema “Creciendo con Ritmo”.






lunes, 29 de abril de 2013

Calmando a mi cachorro


A quien no le ha pasado alguna vez con su hij@, estar en el salón de casa viendo una peli o leyendo un libro y no poder concentrarte porque el cachorrito no para de hacerte preguntas, de ver sus juguetes volar a medio centímetro de tu cabeza o continuos gritos y llantos entrando por tus oídos llegando a la desesperación.

Pues ahí es donde entra la imaginación del padre o de la madre. Yo en mi caso utilizo una fórmula que rara vez me falla. En estos tiempos de tecnología avanzada que vivimos, todos tenemos un portátil, smartphone o una tablet en el mueble o la mesa del salón.

Entonces aquí es donde entra nuestra imaginación para atraerlos y tranquilizarlos, mi método es muy sencillo, cojo mi tablet le doy volumen y me pongo con cara de interesado a ver algún video musical o ilustrativo sin hacerle caso al niño y ahí es donde encuentro la primera conexión con él, sin prestarle atención nada más que a lo que estoy viendo. Una vez que él se da cuenta de mi concentración y cara de felicidad ante el aparatito, es cuando viene a mi lado e intenta integrarse conmigo para ver qué me llama tanto la atención.

Una vez que he captado su atención y lo tengo a mi lado, es cuando empiezo a interactuar con él y hacerle partícipe de mi juego. En mi caso soy músico y me gusta mucho escuchar música, ver vídeos musicales o cualquier documento gráfico relacionado con la música, por lo tanto intento trasladar a mi hijo de una manera sencilla lo que estoy viendo e involucrarle.

martes, 16 de abril de 2013

El efecto Mozart


La coordinación entre las manos y los estímulos visuales y auditivos son unas capacidades que debemos tener bien desarrolladas para tocar un instrumento. Hay estudios que prueban que recibir clases de música antes de los siete años ayuda a establecer fuertes conexiones entre las regiones motoras del cerebro encargadas de planificar y desarrollar movimientos. El lado izquierdo de nuestro cerebro procesa el ritmo y el tono mientras que el derecho se encarga de procesar el timbre y la melodía.

martes, 2 de abril de 2013

El uso del Chupete


Entrañable objeto que calma y consuela a los más pequeños… Durante sus primeros meses de vida el hecho de llevarse cosas a la boca es su forma de descubrir y aprender de lo que les rodea. El chupete se comporta como un elemento regulador del sueño y la alimentación. Se considera que desde el Neolítico, ya se utilizaba este objeto a modo de una tela que envolvía algún alimento que el bebé succionaba.

Se recomienda empezar a utilizarlo después del mes de edad y su retirada antes de los 10 meses. El uso prolongado de chupete puede acarrear consecuencias negativas para nuestro hijo. Éste puede favorecer la otitis y dificultar el desarrollo del aparato fonador y los músculos de la masticación.

La necesidad de chupar disminuye de forma continua y vuestro niño ha de aprender otros modos de tranquilizarse y olvidar este objeto pacificador (la traducción al inglés de chupete es pacifier). Puedes utilizar otras técnicas “clásicas” como cantar, hacer gestos divertidos, darle un masaje, entretenerlo con otros objetos.


Desde Osimusi, os deseamos paciencia y buenas prácticas.